Enfrentarnos a una entrevista de trabajo es el primero de los retos en nuestro camino profesional. De corta o larga duración, con uno o varios entrevistadores, incluso con pruebas grupales y de aptitud individual. Los formatos de las entrevistas de trabajo no tienen límite, ya que las empresas quieren cerciorarse de que el seleccionado sea el candidato idóneo para el puesto. ¿Y nosotros? ¿Deberíamos hacer alguna pregunta durante la entrevista de trabajo?

A tu entrevistador también le interesarán tus comentarios, tus aspiraciones y tus cuestiones respecto a la oferta de trabajo. Las entrevistas son el momento perfecto para sacar a relucir tus dudas y mostrar interés en cómo ese puesto va a ayudarte a crecer en un futuro. Por ello hemos reunido 10 preguntas para hacer en una entrevista de trabajo que te ayudarán a estar atento e interesado, pero también a conocer más a fondo las ventajas que te aportará tu nuevo empleo.

Preguntas para una entrevista de trabajo perfecta

  1. ¿Cómo será el proceso de selección?

Como ya te hemos comentado, acceder al puesto que quieres puede resumirse en una entrevista personal con tu responsable directo, con el equipo de Recursos Humanos o incluso solicitarte una prueba: conocimientos técnicos, informáticos, idiomas… Mostrar interés desde el principio en continuar con el proceso de selección te prepara para el resto de pruebas, además demuestra interés en continuar dicho proceso.

  1. ¿Cuál sería mi día a día en este puesto de trabajo?

Una cuestión a priori sencilla, ya que te habrán relatado tus posibles tareas durante la entrevista de trabajo, pero puedes pedir que sea más específico si hiciera falta. Así podrás enumerar qué necesidades vas a tener que cubrir. Esto es de vital importancia para tu formación futura, pero también para la que tienes actualmente, pues podrás ver si serás capaz de enfrentarte a tu rutina profesional. ¿Qué significa esto? Que puede que te sientas preparado para desempañar un determinado cargo, pero quizás es necesario repasar algunas tareas o conocimientos que tengas un poco oxidados.

  1. ¿Cuál es el reto más difícil al que me podría enfrentar?

Si conoces el techo, el pico de actividad más fuerte al que se ha enfrentado tu predecesor o alguien con un puesto similar, podrás hacerte una idea de qué perfil profesional buscan para ese determinado puesto. También sirve para medir tus propias capacidades o pedir ayuda en un futuro, pero habiendo sido previsor. Como consejo práctico, te recomendamos comparar ese reto con otros a los que ya te has enfrentado en tu vida profesional, y ver si serás capaz de aprovechar todo tu potencial o la situación conseguirá sobrepasarte.

  1. ¿Qué conocimientos voy a necesitar para este puesto?

Continuando con la pregunta tres, la formación complementaria mientras estás trabajando no tiene por qué ser un tema tabú durante la entrevista de trabajo. Te puede ayudar a ser más eficiente en el puesto, gracias a procesos teóricos que puedes implementar en la práctica. Esta pregunta también se puede relacionar con otra: ¿ofrecen formación complementaria a los empleados?

  1. ¿Qué expectativas tenéis de la persona que ocupe este puesto?

Los responsables, compañeros y equipo de Recursos Humanos habrán elaborado una especie de check list con algunos puntos que debe tener el futuro empleado. Conocer algunos de ellos te ayuda a conocer qué esperan de ti. Todos tenemos puntos fuertes y áreas de mejora, pero debes ver si estas  áreas de mejora son superables (por ejemplo, no dominar de forma experta un programa informático, conocimiento que se aprende con tiempo) y tus puntos fuertes o soft skills son imprescindibles (por ejemplo, una persona resolutiva para la gestión de crisis). 

  1. ¿Cuál es la perspectiva de crecimiento profesional para la persona que ocupe este puesto?

Imagina cuáles son los puestos a los que aspiras a largo plazo. Esta pregunta te va a ayudar a conocer si realmente tu camino profesional tiene parada en ese puesto de trabajo, el grado de dificultad de llegar a alguna de tus metas o si, aunque no sea exactamente lo que buscabas, te va a aportar las herramientas necesarias para que el recorrido sea más sencillo.

  1. ¿Cuáles son los equipos o áreas con los que trabajaré?

Enterarte acerca de tus futuros compañeros durante la entrevista de trabajo implica ganas de pertenecer a un equipo, de aportar ideas nuevas y un valor añadido. Conocer los puestos, conocimientos y aptitudes de tus compañeros es una magnífica forma de saber cuánto van a enriquecerte, a ayudarte en tu camino profesional.

  1. ¿Cuáles son los valores de la empresa? 

Si has acudido a la entrevista de trabajo, seguro que ya sabes la imagen que te genera: puede ser innovadora, sostenible, preocuparse por la retención del talento… ¿Pero sabes qué valores y filosofía interna siguen? ¿Está en consonancia con lo que realmente muestran? Esta pregunta nos enseña la otra cara de la misma moneda: el quiénes somos de nuestra futura empresa.

  1. ¿Qué esperan que aporte a la dinámica de mi equipo y de la empresa?

Las empresas actuales, al menos las más innovadoras, tienen en cuenta las opiniones e ideas de todo el equipo. Si tu futuro empleo es en una compañía que apuesta por la innovación, este mensaje debe quedar presente. No buscan en ti una máquina que lo haga todo de forma autómata: buscan una forma de pensar que aporte un punto de vista único y diferente.

  1. Prepara preguntas según avance la entrevista de trabajo 

No hay nada más gratificante para otra persona que sentirse escuchado y ver que has prestado atención, más en una entrevista de trabajo. Si te han contado algunos detalles del puesto o sus condiciones, no dudes a la hora de preguntar cualquier concepto que quieras aclarar. Así consigues que la conversación fluya hacia los temas sobre los que quieres profundizar.

Fuente: ElMundo, Universia, BusinessInsider

En ACCIONA queremos contar con los mejores profesionales, con personas que quieran contribuir a diseñar un planeta mejor. Conoce las vacantes de ACCIONA disponibles en todo el mundo.

Puede que esto también te interese...