Invertir en el planeta ya no es una opción que tenga que ver únicamente con criterios éticos o ambientales. En términos económicos, unirse a la batalla para dejar a las próximas generaciones un mundo más justo, conservado y habitable es también la mejor apuesta.

El crecimiento que vienen describiendo sectores como las energías renovables o la construcción de infraestructuras adaptadas al desarrollo sostenible indican que cada vez son más demandados los perfiles de profesionales expertos en diseñar un planeta mejor.

Así se recoge año tras año en los informes de la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA, por sus siglas en inglés). En su balance de 2017, esta organización intergubernamental anuncia que la cifra de población activa dedicada a las energías renovables ascendía en 2016 a 9,8 millones de personas en todo el mundo, lo que supone un aumento del 1,1% respecto al año anterior.

En el caso de la energía solar fotovoltaica, con 3,1 millones de empleos, el aumento anual asciende hasta el 12%, siendo economías consolidadas como la china o la estadounidense y la emergente de la India las principales responsables.

La tendencia, lejos de ser un espejismo, está reforzada por organismos internacionales como el Parlamento Europeo, que a principios de este mismo año aprobó por una amplia mayoría que en 2030 al menos el 35 % de la energía consumida en la Unión Europea deberá proceder de fuentes renovables, especialmente de la eólica, sector que ya hoy da trabajo directo en el Viejo Continente a más de un cuarto de millón de personas.

La construcción será sostenible o no será

Del mismo modo, el sector de la construcción está inmerso en una profunda renovación que busca terminar con su triste hegemonía como mayor emisor de gases de efecto invernadero con un 35 % del total mundial. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente estima que si no se cambia radicalmente el modo de construir, las actuales emisiones se habrán doblado en tan solo veinte años.

Por eso, en los países en desarrollo, las nuevas tendencias de construcción verde y sostenible ofrecen enormes oportunidades. El crecimiento de la población, la prosperidad y el aumento de la urbanización representan hasta el 40 % del PIB en algunos casos y emplea a más de cien millones de personas en todo el mundo.

Business as unusual

Ahora que ya conoces algunas pinceladas de lo que será el mercado laboral de las energías renovables y la construcción sostenible en el plazo más inmediato, ¿no crees que la gran apuesta para tu futuro está en mitigar las consecuencias del cambio climático?

ACCIONA se desmarca del modo tradicional de hacer negocios demostrando que se puede generar un beneficio para la sociedad y el entorno sin renunciar a la rentabilidad económica.

En ACCIONA queremos contar con los mejores profesionales, con personas que quieran contribuir a diseñar un planeta mejor. Conoce las vacantes de ACCIONA disponibles en todo el mundo.