Técnicas de selección de personal

En los últimos años, los avances tecnológicos han acabado con el reinado de los instrumentos tradicionales utilizados por las empresas para captar talento. Los métodos clásicos para la selección de personal -currículum, referencias, entrevistas personales, test de capacidades cognitivas o aptitudes y pruebas grupales- ahora conviven, de la mano del entorno digital, con las nuevas herramientas con las que cuentan los departamentos de Recursos Humanos. Esta revolución en las estrategias para el hallazgo de los mejores profesionales se conoce como reclutamiento 4.0.
La nueva era en la búsqueda de capital humano también obedece a otras razones no estrictamente ligadas a la transformación digital -aunque sí relacionada con ella, en algunos casos- como la apuesta de las compañías por la satisfacción de sus empleados, la retención del talento y la importancia de la reputación digital. Este último elemento es fundamental para persuadir a los futuros empleados de que quieran formar parte de la organización y convertirse no sólo en profesionales eficaces y productivos, sino también en embajadores de marca.
Una de las técnicas de selección pioneras en el reclutamiento 4.0 es, sin duda, el uso de las redes sociales profesionales, tipo LinkedIn. Se trata de un sistema bastante consolidado, tal y como refleja un reciente estudio de la Society for Human Resource Management, según el cual el 65% de las compañías encuentran a sus candidatos a través de ellas.
La forma de utilizar esta herramienta también ha cambiado, pues si en un principio eran los profesionales quienes se postulaban a los puestos vacantes anunciados, ahora es muy habitual que las propias empresas contacten -incluso antes de hacer pública la oferta de empleo- con miembros de la red cuyo perfil encaja con el puesto, aunque no estén en búsqueda activa de trabajo.
La gamificación también está llamada a desplazar en el futuro a algunos de los métodos convencionales, pues el uso de videojuegos o juegos de rol se ha demostrado eficaz para hallar capacidades y habilidades encubiertas.
Los departamentos de Recursos Humanos también apuestan en algunos casos por el networking online. La celebración de eventos virtuales, por ejemplo, de coaching, permite a las compañías participantes generar contactos de posibles candidatos para futuras vacantes.
Otro término al que se están acostumbrando los expertos en gestión de personal es el de inbound recruiting. Se trata de un sistema que combina técnicas de márketing digital para hallar y captar a los mejores profesionales.
También hay que destacar otras opciones de alto componente tecnológico que tienen más futuro que presente en las estrategias de selección de capital humano. Una de ellas es el small data, que, a través de algoritmos permitirá, trascendiendo las propias redes profesionales, localizar a los perfiles más idóneos para un puesto de trabajo.
Otra innovación en materia de Recursos Humanos de la que habrá que estar pendiente es la de la nanotecnología. Esta última ya ha servido como experimento para la selección de personal en algunas compañías, para conocer, por ejemplo, cómo reacciona el cerebro a determinadas situaciones o estímulos que se pueden dar en el día a día de un profesional.
Llegados hasta aquí cabe preguntarse cuándo y con qué nos sorprenderá en el futuro el reclutamiento 5.0.

Fuentes: Revista de Psicología del Trabajo y de las Organizaciones, El Economista, Randstad y Forbes.

En ACCIONA queremos contar con los mejores profesionales, con personas que quieran contribuir a diseñar un planeta mejor. Conoce las vacantes de ACCIONA disponibles en todo el mundo.