Si aún no has empezado a trabajar pero ves cerca el momento de hacerlo, te aconsejamos que pongas atención las nuevas tecnologías. La mayoría de empresas tiende a buscar perfiles con varios años de experiencia laboral y es difícil hacerse un hueco en muchas industrias sin que antes alguien te haya brindado una primera oportunidad.

Sin embargo, la irrupción de internet ha traído consigo un manual de reglas que ha cambiado la manera de buscar profesionales en la mayoría de compañías y ha echado por tierra la principal herramienta de contratación: el currículum.

Los documentos en formato Word y tipografía Arial o Times New Roman forman montañas de papel en los escritorios de los responsables de recursos humanos de cada vez más empresas que pretenden optimizar sus procesos de selección y recurren al medio digital para analizar a los candidatos desde un prisma diferente. Y las redes sociales son un canal idóneo para ello.

Los datos están a la vista: un estudio reciente de la consultora de recursos humanos Adecco destaca que el 86% de las empresas en España tiene presencia en redes sociales y el 84% de los profesionales de selección las utiliza para buscar a sus candidatos.

“No es un secreto que la mayoría de cazatalentos surfean la red en busca del candidato ideal para el puesto que desean cubrir”, expone Fran Segarra, psicólogo y experto en marca personal. “Las empresas están apostando por candidatos con una gran reputación online y que posean una huella digital potente”. Si quieres saber por dónde empezar a profesionalizar tu LinkedIn, Twitter o Facebook, aquí tienes algunos consejos.

Preparar redes sociales para trabajar

Facebook

La transparencia es una de las claves para que te tengan en cuenta para un proceso de selección. Tu perfil en redes sociales debe estar personalizado y humanizado; debes explicar en profundidad quién eres, a qué te dedicas y cuáles son tus valores y objetivos.

En este sentido, Facebook es el soporte perfecto para poder reforzar la historia que quieres contar al mundo, conectar de manera humana y reforzar el vínculo emocional que un departamento de recursos humanos necesita para tomar su decisión.

“Imagina que una empresa tiene que elegir entre dos candidatos para un puesto y sus perfiles son prácticamente idénticos”, ilustra Segarra. “En el muro de Facebook de uno de ellos, explica cómo ha preparado una Spartan Race durante los últimos seis meses. El otro solo comparte vídeos virales. ¿Con cuál te quedarías?”

El componente emocional que nombra el psicólogo no ayuda demasiado si no tenemos en cuenta una dimensión básica a desarrollar en nuestra historia: la coherencia. “Trabajar este punto es esencial para mostrarnos al mundo tal y como somos, de manera transparente, real, humana. Esto nos hará ser creíbles y creídos por los demás”, añade.

LinkedIn

LinkedIn es una herramienta imprescindible en la búsqueda de empleo por estar pensada en exclusiva para el ámbito laboral. El conferenciante y estratega de redes sociales Jeff Bullas explica en su blog personal que tres de cada cuatro usuarios de esta plataforma se aprovechan de sus funcionalidades para investigar personas y compañías y así tener una información que les aportará una ventaja competitiva en la búsqueda de empleo.

También es importante la interacción. Según este experto, la mitad de quienes usan LinkedIn reconocieron su valor para construir nuevas relaciones de red con profesionales de su sector, con lo que amplían sus posibilidades de contratación en un ámbito más personal que el que resulta del trato persona-empresa.

En este sentido, la revista Forbes resalta la necesidad de ser proactivo y considera imprescindible olvidar el miedo a preguntar cualquier duda en esta red social. Añade que la persistencia y actualización constante de contenidos son primordiales para empezar a ganarte un espacio en tu sector profesional.

Pero antes de trabajar en el crecimiento de tu red, es importante que seas capaz de mostrar la imagen que pretendes reflejar. El primer paso es configurar tu perfil. El portal Harvard Business Review aconseja utilizar la primera persona en la descripción, incide en la importancia de utilizar un discurso coherente y anima a centrarse en los logros obtenidos hasta la fecha más que en las responsabilidades asumidas. También apunta que las recomendaciones de terceras personas pueden marcar la diferencia y recomienda solicitar unas pocas para que el perfil genere confianza.

Twitter

Facebook está ganando terreno la captación de talento como funcionalidad favorita para las empresas y LinkedIn se ha consolidado como red social profesional por excelencia, pero conviene tener en cuenta las ventajas que podemos aprovechar de Twitter para este propósito.

“La mayor ventaja que tiene es que permite la comunicación en tiempo real, por lo que es ideal para la búsqueda de empleo si se sabe cómo buscar allí”, expone Eva Collado. Esta conferenciante y formadora, que se define como consultora estratégica de capital humano, propone una manera diferente de utilizar la red social para buscar empleo.

En su opinión, debemos empezar por seguir a las empresas de selección para estar pendientes de sus ofertas diarias y estar informados en tiempo real de las oportunidades que van surgiendo y nos puedan interesar. Seguir hashtags como #Trabajo o #Empleo también puede resultar de utilidad.

Collado insiste en que Twitter nos abre un canal de comunicación con las empresas que debemos aprovechar. Nuestra forma de interactuar con las marcas a las que queramos dirigirnos puede dejar huella y hay funcionalidades en la plataforma como los mensajes directos o las menciones que conviene explorar para este fin.