Para estar bien cimentado, el desarrollo profesional es inseparable del personal. La mentalidad con la que nos enfrentamos a la realidad es clave para desplegar lo mejor de nosotros también en el trabajo. Veamos algunos aspectos que pueden ayudarnos.

Si buscas el crecimiento profesional, en primer lugar, tienes que creer en ti mismo. Decirlo es fácil, pero a veces la inseguridad nos hace vacilar. La idea es que dejes de posicionarte como la pieza de un puzzle que busca su lugar en el mapa del mercado laboral, y comiences a verte a ti mismo como una fuente de talento transformador para ese mercado al que tienes tanto que ofrecer. Si logras este giro de mentalidad, tu autoestima será más firme para lo que te propongas.

El éxito en la búsqueda de empleo hay que cultivarlo

Otro de los tips más importantes que destacan coaching y headhunters es dejar de creer en la suerte como un factor del destino o como un elemento que no puedes controlar porque en realidad, no es lo único determinante. Si eres constante en el hoy, estarás más cerca de tus objetivos profesionales futuro. Incluso cuando parece que no puedes hacer nada, siempre hay algo que puedes lograr: influir de un modo positivo en tu actitud: dejar de cargar con el lastre de la queja, el pensamiento negativo, el miedo al fracaso, el síndrome de la comparación constante o el perfeccionismo crónico.

Muchos psicólogos recomiendan, en este sentido, ejercicios de visualización. Imagínate, por ejemplo, cómo te gustaría verte profesionalmente dentro de dos años, e intenta recrearte en las sensaciones que experimentas. Esto, puede ayudarte a dar cuerpo a ese objetivo laboral y a centrarte en cómo ir a por él.

Cómo abrir las puertas del crecimiento profesional

La zona de confort es muy apetecible, ese campo de actuación en el que te sientes cómodo porque todo te resulta seguro y previsible. Sin embargo, cuando te quedas mucho tiempo en ella no creces. Para potenciar el crecimiento profesional, ya sea dentro de tu empresa o buscando nuevas oportunidades fuera, tienes que salir de esa zona de confort: práctica del networking, envía currículums personalizados, busca cursos o ponencias, propón a tu manager afrontar nuevas responsabilidades…

Establece metas realistas en tu plan de acción para avanzar en la dirección deseada. Y recuerda que como explica Einstein, “si siempre haces lo mismo, no puedes obtener resultados diferentes”.

Fuente: Blog Educa, Sebastián Celis

En ACCIONA queremos contar con los mejores profesionales, con personas que quieran contribuir a diseñar un planeta mejor. Conoce las vacantes de ACCIONA disponibles en todo el mundo.