El tipo de liderazgo que practican los responsables de un equipo es un tema complejo, pero que puede ser clave en su crecimiento y en su eficiencia. ¿Qué pasa cuando el elegido es el liderazgo transformacional?

Cada grupo de trabajo tiene su sello personal, una impronta creada a partir de la bidireccionalidad que existe entre los responsables y el resto de perfiles profesionales que lo componen. Pero es cierto que las actitudes de su manager son clave para determinar la anatomía organizacional que acabará teniendo un departamento o un equipo.

Existen distintas estrategias de gestión con enfoques interesantes capaces de potenciar en muchos aspectos el éxito de sus objetivos. En este artículo vamos a hablar, de entre ellos, del liderazgo transformacional. Decía Theodore Roosevelt que “la gente pregunta la diferencia entre un líder y un jefe: el líder lidera, el jefe conduce”. Algo de esto hay en el líder transaccional que lo diferencia del resto. Veamos.

Algo más que un “dar y tomar”

El liderazgo transformacional fue definido  ya en los años 70. No se trata, por tanto, de un concepto nuevo, pero ha sido desarrollado y hoy es un término absolutamente actual.

Los managers a los que podemos identificar como líderes transformacionales gozan casi siempre de un gran carisma, pero además, se caracterizan por motivar a las personas de su equipo y provocar una transformación positiva en su vida laboral, identificando oportunidades y planteándoles metas. ¿Y qué más?:

– Tienen en cuenta la singularidad de las personas que trabajan con ellos, son comunicativos y escuchan lo que tienen que decir.

Estimulan la creatividad de su equipo, preguntan y procuran dar valor a las diferentes ideas.

Motivan con su actitud, se mantiene optimistas y son accesibles siempre para colaborar, aclarar tareas o escuchar propuestas de nuevos enfoques para abordarlas.

Consiguen la identificación, contagiar un buen ambiente en el grupo de tal forma que el espíritu se mantenga aunque ellos no estén

Liderazgo transaccional y transformacional, ¿por qué no son lo mismo?

El liderazgo transaccional y el transformacional pueden confundirse, pero son dos conceptos de gestión completamente diferentes, que no por ello incompatibles. De hecho, ambos estilos son necesarios para guiar una organización.

Sin embargo, mientras que el manager con un enfoque meramente transaccional utiliza la disciplina y el incentivo para dirigir y motivar, la transacción, el transformacional se centra más en la creación de equipos y en la colaboración para promover cambios positivos en la dinámica de trabajo y de relación.

Al final, el tipo de liderazgo que se pone en práctica en una empresa influye de forma determinante en los resultados. El paradigma entre transformacional y transaccional no se resuelve como opuestos, debe ser la organización y los responsables quienes detecten las ventajas y las limitaciones de ellos para cada situación.

Fuente: Enciclopledia Financiera, La voz de Houston

En ACCIONA queremos contar con los mejores profesionales, con personas que quieran contribuir a construir un futuro más sostenible. Conoce las vacantes de ACCIONA disponibles en todo el mundo.