En este post, te hablaremos sobre los trabajos del futuro. Y la palabra clave es accionar. Hay que moverse, en nuestro tiempo no sirve de nada tener dos carreras, hablar tres idiomas o haber cursado dos masters o doctorados si no te mueves. Muchos puestos de hoy desaparecerán y tanto otros tendrán aún que inventarse. Vivimos un momento de transformación que afectará a la forma de afrontar los proyectos, de reclutar profesionales, de asistir a la oficina… ¿Es posible adaptarse a lo que vendrá?

Requisitos para los trabajos del futuro

Estamos inmersos en una profunda transformación digital, y las compañías comienzan a adaptar sus tecnologías y sus procesos a esta digitalización. Pero, cuestiones de innovación aparte, qué transformación necesitamos nosotros como profesionales. Te proponemos este mantra:

1.-El cambio es mi constante. No debería asustarnos vivir con incertidumbre, (en lo profesional queremos decir), con la posibilidad del cambio a la vuelta de la esquina. Lo habitual ya no es tener un trabajo para toda la vida, sino todo lo contrario. Apertura a cambiar de puesto, de roles y de empresa.

2.- La honestidad es mi marca personal. El mundo necesita y requiere profesionales honestos que aporten energía positiva al mundo, al mercado laboral y a las personas.

3.- Me capacito cada día. Si tienes presente que los cambios son constantes, deberás cada día estudiar e investigar todo lo referente a tu actividad profesional. Infórmate, lee, comparte opiniones con tus compañeros, no te quedes obsoleto.

4.- Intento nuevos retos. Busca la manera de desarrollar tu carrera de manera constante. Propón ideas a tus managers o a tus equipos, prueba las nuevas tecnologías…

5.- ¿Están mis redes sociales listas para nuevas oportunidades? Modifico la forma de darme a conocer. Comparto, creo, divulgo y trasmito toda la información que pueda ayudar a mis clientes a estar mejor. Eso sí, sin perder de vista para qué son las redes sociales y manteniendo unos criterios de comportamiento que no afecten a tu reputación online.

6.- La resiliencia como valor diferencial. Ser capaces de adaptarnos a los momentos estresantes puede ser una ventaja competitiva para el futuro, la resiliencia como herramienta de crecimiento profesional.

Cómo lo ves,  ¿crees que estás preparado?

 

En ACCIONA queremos contar con los mejores profesionales, con personas que quieran contribuir a construir un futuro más sostenible. Conoce las vacantes de ACCIONA disponibles en todo el mundo.